viernes, 4 de enero de 2013

Eco


Es todo el sueño, el que ya si que no te quiere y te mantiene despierto… gritos de un eco, perdido en el silencio. Locos, envueltos. Hablando lenguas que ni sabemos. Estamos inventando un juego, para poder joderte y que no puedas temernos. Seremos, parte de tu cuerpo. Sin encuentro, todos durmiendo. Mientras el tiempo, se ríe en una esquina, yo camino entre versos. Blancos textos entre líneas, y extensos. Puedo, vivir dos veces, y creer encima perder el tiempo. Mira cuánto espacio en perfecto estado… mira, cuánto acabado envuelto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada