lunes, 23 de enero de 2012

Piensa

Cuando termines de no pensar en mí,
piensa en tí, en tu circunstancia, en tu reflejo
y en Narciso.

Piensa en peces bajo el aire
y en aves sobre el mar,
piensa en alfileres y conversaciones
y altares a ese Dios que no existe.

Piensa, porque sólo pensando la montaña es tierra,
y sólo en las alturas los sentimientos,
frustrados, te abandonan ante tu falta
de sentido de la extravagancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada