martes, 11 de octubre de 2011

Una noche perdido

Estoy bien, cómodo, sentado frente a un cartel gigante de Mahou 5 Estrellas, viendo los reflejos de las luces de los coches y las estrellas, pero quiero mirar hacia adentro, mirar en mi. Tengo los cascos de música puestos y escucho cancones como Estopa, Fito y Fitipaldis, la Fuga… grupos que no me dejan de removerme por dentro y me plasma imágenes, malas o buenas, tristes o agradables, inquietantes o paralizantes, blancas o negras, ahora nada más me dejan ver las partes malas... Las que nos impiden hacer muchas cosas, cumplir muchos deseos, ver cosas o personas (sobre todo), que añoramos, extrañamos o necesitamos. Estoy arto de que nada mas podamos ver las cosas malas, siempre estas cosas sabiendo que no queremos recordarlas ya que nos traen malos pensamientos, pues nada, ellas nos corroen. Pero para conseguir borrarlas debemos creer en nosotros mismos, todo el mundo tiene derecho a vivir un sueño, mucha gente ni se lo plantea otras lo intentan y no consiguen nada y otras lo tienen pero se cansan y dejan de agarrarlo o perseguirlo, y pocas lo consiguen Tengo un sueño y lo estoy persiguiendo incluso puedo llegar a rozarlo y no pienso rendirme hasta agarrarlo, para convertirme en esos pocos que lo consiguen.... También se dice que existe el “destino” y que la gente tenga su futuro escrito, que estén predestinadas a cumplir su sueño o no...Pero para mi mente no existe el “destino”, no existe que si hay una cosa escrita se cumpla, por eso pienso saltarme ese papel de protagonismo del destino, vivir y hacer todo como quiera y sobre todo voy a ignorarlo estando o no escrito mi sueño, porque somos capaces de todo y más y nadie puede ni debe impedir en cumplir un sueño y sobre todo el mío propio porque mi "destino" es una hoja, una hoja en blanco donde el lápiz es mi mente y mi bolígrafo el corazón, pero no la pienso escribir ahora, la escribiré día a día, hora a hora, minuto a minuto, segundo a segundo y tampoco la pienso escribir solo si no con la gente que me ayudara a cumplirlo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada