lunes, 6 de febrero de 2012

Con mi boli bic

Créeme que he caído, tantas veces o incluso más, que tú… me he rendido, me he despedido, he dejado lágrimas de rabia… y he gritado a veces hasta quedarme sin voz. No te puedes imaginar cuánta rabia es uno capaz de acumular sin darse cuenta… cuántas veces cerca del suelo ha de estar para sentirlo real… cuánto tiempo debe sentir uno luchar para hacerlo su día a día… y por cada caída, sin motivo, sin razón… tu lógica es levantar, y levantar… y luchar, y si caes, al final sin saber por qué es, con más ganas que levantas…
Todos tenemos una vida, cada cual que se encuentre su dificultad… por suerte, intento luchar por aquello que creo, intento disfrutar mi vida, y ganarme aquello que tengo. Como dije … yo sé escribir y tengo hojas en blanco por rellenar… tengo curiosidad por escribir todo tipo de hojas, pintarlas, colorearlas… por suerte y hasta ahora, las fuerzas no me fallan para seguir adelante… por eso, tal vez pase mi vida escribiendo con un boli bic, pero realmente, creo, que escribir con una pluma de oro no te da la formula de la felicidad.
Será que al caer no hay que dar menos… sino el doble…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada